fbpx

¿Qué se considera un residuo orgánico reciclable? Prácticamente todos los restos de comida que salen de nuestra cocina:

  • Restos de frutas y verduras: productos echados a perder, huesos y semillas, pieles, hojas…
  • Residuos de carnes y pescados: huesos, pezuñas, pieles, espinas, cabezas, aletas, órganos, sangre, grasa, plumas…
  • Restos de productos de panadería: pan, pan de molde, galletas, dulces…
  • Sobras de comida cocinada.
  • Huevos: enteros, yemas, claras o cáscaras, de cualquier especie, crudos o cocinados.
  • Desperdicios de frutos secos: enteros, cáscaras o pieles. Residuos de mariscos: patas, cáscaras, conchas…
  • Posos de café, té e infusiones, incluyendo bolsitas individuales aunque tengan grapa.
  • Restos de hierbas y plantas: hojas y tallos de aromáticas, residuos de tierra, semillas, flores…
  • Papel absorbente de cocina, servilletas de papel y platos o bandejas de cartón manchados con restos de comida.
  • Cualquier papel y cartón de celulosa que tenga restos alimentarios (por ejemplo, de carnicería).
  • Cajas de cartón de pizza y otras comidas preparadas.
  • Tapones de corcho: los tradicionales de las botellas, vigilando que no sean sintéticos.
  • Palillos, palitos de helado y brochetas que no sean de plástico o metal.